martes, 12 de abril de 2011

Estanterias

(Publicado originalmente en fotolog)

Me desperté de un espasmo bañado en sudor, me resulta imposible definir ese terror primigenio que me llevo al borde de la locura, casi siento evaporarse las ultimas gotas de cordura de mi mente mientras mis manos intentan ponerle letras a las palabras, estaba yo solo ante la puerta de mi habitación, sabia que algo malo había pasado dentro, el frió de la muerte presente en mi esqueleto, el olor a sangre, casi no me atrevia a abrir la puerta pero cerré los ojo llenos de lagrimas, mi mano agarro el frio pomo de metal y casi como un acto reflejo abrio la puerta mientras yo entraba corriendo para descubrirlo... NO
¿Donde estan mis libros?

4 comentarios:

Orko dijo...

Traumático. La pesadilla de todo librofílico.

Rafagast dijo...

Se dice bibliofilo

Toru dijo...

La verdad es que yo venía por aquí a decir que las estanterías de ladrillo le dan cuarenta patadas a cualquier otro tipo de estanterías...

Mmm ¿esto es una historia real? Menuda pesadilla...

Rafagast dijo...

Toru, fue una pesadilla real de la que desperté acojonado, hace poco me acorde de esta pesadilla, acaban de pintar mi casa y estoy re ordenando libros. Por cierto, sabes que tienes que limpiar la estantería cuando encuentras una bolsa de patatas fritas caducada en ellas